jueves, 7 de febrero de 2013

Lluvia de estrellas.Capitulo 21.

Me caí al suelo . Las alas me habían fallado un segundo. Había caído de rodillas , pero me levante en seguida . Sabía que algo iba mal .
-Raúl …-Susurré –Y retome el vuelo , pero en el sentido contrario-
De repente me paró en seco . ¿Y Selena? No puedo abandonarla así por las buenas … Pero ¿Qué pasa con Raúl? Miré el final del pasillo y el principio . ¿Qué debía hacer? De repente alguien me dio una tremenda patada que hizo que me cayese . Después me inyectaron un liquido pegajoso en las alas . Solo pude ver dos vampiros que tenían una bolsa y más atrás al jefe . No sé si fue por el liquido o el cansancio , pero me desmayé .
SELENA
-¿Dónde estáis?-Dije mirando la puerta-
Me levante . ¿Y si han fracasado y no me encuentran nunca? Sé que es posible y no se me quita de la cabeza . Empiezo a llorar silenciosamente … Pero algo me interrumpe . Es Wig . También está preso aquí conmigo . Empezó a ulular.
-¿Qué ocurre?-Le dije-
Estaba encadenado en las patas y encima encerrado en una jaula . ¿Cómo pueden hacerle esto?... Un vampiro abre la puerta y me cogen de los brazos
-¡Eh! Soltadme –Les decía-Como vengan Raúl y Aura os darán vuestro merecido y a eso me refiero vuestra muerte-Les dije cabreada-
Estaba harta de que nos tratasen mal … Pero , ¿Qué le hemos hecho? Lo que no puede ser es que se beban la sangre de cualquiera cuando les apetezca … Hasta yo , que soy más pequeña , lo comprendo . Lleguemos a la sala del jefe de los vampiros .
-¡Aura! –Grite y el vampiro me soltó-
La intenté abrazar , pero de repente  note como su cuerpo se volvia frio y duro . Se estaba convirtiendo en piedra , así sin mas.
-No , Aura , ¡No me dejes! –Grite-
Era demasiado tarde . Luego vino otro vampiro con otra persona
-¡Raúl! –Solté a Aura y fui a abrazarle-
Lo traían cuatro vampiros a cuesta , ya que era demasiado pesado en su forma de lobo . Estaba desmayado .
-Despierta , por favor-Le dije-
Abrió los ojos , e intentó sonreírme pero no lo consiguió .
-¡No! ¡No te vuelvas a dormir!-Le dije sujetándole como podía la cabeza-
No me daba cuenta , pero mientras que intentaba animar a mis amigos , los vampiros había cogido mi llave de plata .
-Suelta eso , es mío –Le dije al jefe , quien era el que lo sostenía-
-Aparta niña , ya no podéis hacer nada . Solo estas tu sola contra nosotros-Y me dio un empujón para hacerse paso-
-No es verdad-Le dije , levantándome del suelo-
Se paro y chasqueo los dedos . Un vampiro se había puesto en movimiento . En sus enormes manos heladas traía una pequeña bola de cristal . En ella se veía lo que quisieras . No sabían que existían en la realidad … Salió una imagen de los lobos . Estaban todavía luchando contra los vampiros . Chema daba todo lo que podía , pero se veía el cansancio en sus ojos . Lucas parecía el menos cansado , pero me fije en su espalda . Había empezado a sangrar . Los lobos casi están a punto de  caer . Después de esta última imagen la bola de cristal se apago y el vampiro la retiro de mi vista .
-¿Ves? Ya no tienes nada que hacer-Me dijo el jefe y siguió caminando hasta una estatua de piedra . –
Era la forma de un ángel y un demonio juntos , pero a pesar de eso sus caras mostraban odio . Justo en medio , había una pequeña ranura . El jefe metió la llave .
-¡Nooooo! –Grite  lo más  fuerte posible-
Abrí los ojos y me encontraba con la llave en la mano . ¿Cómo? Mire la llave y al jefe , el cual estaba perplejo . Ahora lo entendía . Mi poder ha sido más rápido que su giro de muñeca . Los vampiros fueron a por mí , como si fuera una liebre entre una multitud de perros cazadores . Pero aparecía y desaparecía como si nada . Ya conseguía controlarlo . En una de las idas y vueltas de mi poder conseguí romper la bola de cristal de los vampiros , la cual estaba en el trono del jefe. Un sonido ahogado sonó cuando se rompió .
-¿Qué has hecho niña?-Grito el jefe y se lanzó a por mí-
Esta vez había sido más rápido que mi poder . Estaba a punto de morderme , pero una mano la paró . Abrí los ojos , al  ver que no me daba ese mordisco.
-Selena no se toca-Dijo Aura-
La alegría se lleno en todo mi cuerpo y le dedique la mejor sonrisa de mi vida . Luego Aura lanzo por los aires al jefe , el cual cayo y rompió un poco las baldosas del suelo . En seguida le di un enorme abrazo a Aura .
-Creía que no ibas a despertar-Le susurre a un oído , casi llorando de la emoción-
 -Te prometí que nunca te abandonaría ¿Recuerdas?-Me dijo ella-
Luego cayó al suelo de rodillas ¿Qué ocurría? No , no puede ser …
-Aura .. T-tus alas-Dije aterrorizada-
Las  tenia negras y casi caídas . No las podía mover ni agitar
-No te preocupes , se me pasará-Me dijo
Un vampiro vino detrás mía , pero Aura me levanto y lo conseguimos evitar . De repente un terremoto sacudió el suelo . Una grieta estaba empezando a formarse desde la estatua . El jefe había insertado la llave . Mire en mi bolsillo de la sudadera . No la tenía .
-Oh! No …-Dije . Supongo que se me había caído cuando me teletransportaba-
-¿Qué pasa Selena?-Me dijo Aura , subiendo las alas lo que más podía , aunque era inútil , porque no las podía casi mover-
-No lo sé , pero seguro que nada bueno-

3 comentarios:

  1. Precioso blog y una muy bonita historia, te sigo!!
    Sería todo un honor que te pasaras por el mio y me siguieras^^
    Mil gracias y un besotee!!
    http://viviendoennuestrocuento.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias !!! :D Claro que me pasaré y tambien te seguiré ^^ TQ (L) Bsos :3
    PD : Por cierto ... Que Marina eres ??

    ResponderEliminar
  3. Y vuelta aquí. Me vacilas, verdad?
    Bueno, lo de la llave y el poder ha sido todo un poco marea te, pero bueno.
    Vamos a por el ultimo, y de vuelta a los archivos del foro.

    ResponderEliminar