jueves, 15 de agosto de 2013

Fanfic.Capitulo 1 (El PRIMER DIA EN MADRID)







La música sonaba por todos los rincones. Estaba mi canción preferida. Iba al son de la música. Mi cuerpo danzaba el solo. No me imaginaba que la fiesta de los 3 millones de suscriptores del famoso youtuber , el Rubius iba a ser tan genial. El Rubius estaba en el escenario junto a Deadmau5, el quinto DJ mejor del mundo. Aun no me lo podía creer. Debe de haberle dado un montón de dinero para que estuviese hoy aquí… Por fin llego mi parte favorita de la canción , donde toda la melodía se calmaba , pero seguía siendo tenaz y animada. Según lo que había oído de las personas que tenia cerca, el Rubius había salido del escenario. Todos estaban muy nerviosos. Yo , en cambio , no hice mucho caso. Fue entonces cuando el Rubius se acerco a mi y empezó a bailar a mi lado. Empecé a ponerme nerviosa , pero seguía danzando. El , sin pensárselo mucho, me cogió de la cintura. Estaba a punto de darme un beso…
(…) (…)
Me desperté en seguida. El despertador empezó a sonar como un loco. Lo apague un poco furiosa. No podía haberme despertado en otro peor momento.. Aunque , sabia que eso nunca iba a pasar. ¿Él siendo mi novio? Nunca. Había que ser realista. Me levante y empecé a prepárame. Estaba un poco agotada. Anoche llegue a las 6 de la mañana a Madrid y eran las 9… Desayune y a las 12 había quedado con una amiga que me iba a enseñar un poco la ciudad ,ya que yo nunca había estado aquí. Cogí el coche y me dirigí a la Puerta del Sol. Mi amiga con unas zapatillas vans , pantalones cortos y una camiseta de tirantes de color amarillo limón me esperaba. Cuando me vio me dio un abrazo
-Hola, Cintia. ¿Qué tal el viaje?-Me pregunto-
-Pues bien, aunque tengo un poco de sueño…-Le dije bostezando un poco-
-Jajajaja , normal… Bueno, tengo que enseñarte muchas cosas y… tengo una sorpresa-Me dijo-
.¿Una sorpresa?-Dije , un poco extrañada-
-Si, te gustara mucho-Dijo sonriendo-Vamos-Y me tiro de la mano-
Me enseño todo lo importante de Madrid. Sin duda parecía una turista y todas las personas me miraban un poco extraño… Aunque eso era normal. Carol es un poco loca. Tenia hasta un mapa para enseñarme la ciudad… Nos tomemos un granizado en Starbucks .
-Bueno-Dijo sentándose en una silla- Ahora después toca la sorpresa-
-No se si será buena idea..-Le dije sonriendo-
-Jajajaja , no va a ser una cosa tan loca-Y luego añadió-Bueno.. no tanto-Dijo riéndose-
-Me das miedo…-Le dije riéndome yo también-
Fuimos a un piso. Era blanco , aunque no era demasiado alto
Carol toco el telefonillo. En seguida le contestaron
-¿Qué quiereh?-Dijo una voz familiar –
-Soy Carol. Déjame subir. Os quiero presentar una amiga-Dijo-
-Ah , vale. Sube-Abrió la puerta-
-Gracias.. Mangel-Dijo Carol mirándome-
No me lo podía creer ¿Conocía a Mangel? Me sonroje un poco
-Jajajaja. Vamos-Me dijo-
-Estas muy loca…-Le dije-
-Lo se-Y nos fuimos a dentro-
Subimos por el ascensor. No me podía creer que en unos cuantos segundos iba a conocer a Mangel… Y también puede que a Rubius.Lleguemos a la planta. Carol estaba a punto de tocar el timbre.
-Espera-Le dije. Ella me miro-No se si esto es buena idea…-
-No te preocupes. Les dije que les iba a presentar a ti-
Toco el timbre y intente coger su mano , pero fue demasiado tarde. Mangel abrió la puerta
-Hola-Dijo-Pasad-
Le dio dos besos a Carol y después dijo:
-¿Tu debes ser Cintia no?-Me dijo Mangel-
-Si… Encantada-Dije con mucha timidez-
Él en seguida me dio dos besos. Carol se adelanto. Cuando Mangel y yo íbamos al salón la vimos sentada en el sofá. Junto a Rubius y Cheeto.
-Ehta es Cintia-Dijo Mangel-
-¡Oh! Otra criaturita del señor -Dijo Rubius acercándose a mi a toda velocidad-
Me abrazo . De mientras Carol , Cheeto y Mangel se rieron. Yo estaba tan colorada como un tomate. Luego dijo Cheeto:
-¡Eh! Yo también quiero abrazarla-Y intento separar a Rubius de mi-
-¡No! ¡Es mi criaturita del señor!-Dijo apartando a Cheeto-
Yo conseguí decir:
-En realidad también soy suscriptora de Che…-Y los 2 fueron a abrazarme-
Mangel también decidió unirse . Carol no sabia si también abrazarme , pero al final lo hizo. Yo , en cambio , casi no podía respirar. La sorpresa de Carol me había dado una gran alegría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario